Religiosos nicaragüenses en clandestinidad rechazan el silencio de la Iglesia católica ante la represión de Ortega-Murillo.

(Artículo 66).

La organización Religiosos y Religiosas Nicaragüenses en la Clandestinidad (RENEC) difundió un comunicado para «rechazar» el silencio que guarda la Iglesia católica ante los crímenes y ataques perpetrados por el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo.


Los católicos afirmaron que, como Vida Consagrada, les «preocupan los silencios y más aún cuando pretenden silenciar las voces de sacerdotes, obispos y religiosos que, desde su coherencia evangélica, han acompañado a sus comunidades».


La agrupación indicó que la orden de silencio «viene desde la Santa Sede». «No sería la primera vez que el Vaticano se ha equivocado en negociar con y ceder a opresores a costo de las víctimas. En ese sentido, llamamos a una profunda reflexión pastoral sobre el daño que estamos haciendo al pretender callar los gritos de auxilio de un pueblo crucificado», agrega el comunicado.

Continue reading…