¿Hay que destruir el arte de Rupnik?

(El Debate. Alex Navajas).

e trata de un debate tan antiguo como la historia del Arte: ¿hay que separar la obra del artista? O, dicho más a las bravas: si un artista es un criminal, un pederasta, un asesino, un misógino, un ladrón, ¿hay que condenar sus obras artísticas, además de al individuo? En nuestra sociedad partidaria de la cultura de la «cancelación», parecería que sí, pero entonces habría que descolgar de todos los museos del mundo obras de Caravaggio o de Picasso, asesino el primero y maltratador el segundo.

Continue reading..